Sin categoría

¿Te dieron toloache?

Cuando una persona está enamorada, popularmente se dice que le dieron toloache. No obstante, se trata de una planta que puede provocar graves daños a la salud.

El enamoramiento es uno de los estados más intensos y ambiguos que puede experimentar el ser humano. Nos puede llevar a la felicidad total o, por el contrario, hasta la misma muerte.

Desde tiempos remotos se ha sabido que el estado de enamoramiento influye en nosotros a tal grado que pareciera que a veces uno cambia de personalidad, pues se ve mermada nuestra voluntad e incluso no damos importancia a cosas a las que normalmente se las daríamos; sólo pensamos en la persona amada, creemos que a su lado todo es perfecto y nos sentimos extasiados, felices, drogados, ciegos… enamorados.

s7-ciencia-planta-toloache

Precisamente la frase el amor es ciego hace referencia a que cuando estamos enamorados no vemos más que lo que queremos ver, es decir, tomamos en cuenta sólo los aspectos positivos de la relación y no los malos, sólo las virtudes del ser querido y no sus defectos; así, se pierde la objetividad. Pero, ¿quién puede ser enteramente objetivo o racional en cuanto al amor?

«Siempre hay algo de locura en el amor. Pero siempre hay también algo de razón en la locura», Nietzsche

Cuando alguien está perdidamente enamorado, es probable que las personas le digan que «le dieron toloache o té de toloache». Sin embargo, este mito popular esconde tras de sí un gran peligro, ya que el toloache no provoca enamoramiento, más bien puede causar daños neurológicos permanentes en quien lo ingiere.

¿Qué es el toloache?

El toloache, al cual los mexicas llamaban tolohuaxíhuitl y que en náhuatl se dice toloatzin, es una planta herbácea del género de la datura, palabra de origen hindi que quiere decir «manzana espinosa» y que hace referencia los frutos espinados de este tipo de plantas. Otros nombres con los cuales se conoce al toloache son hierba del diablo o cardo cuco. Es originaria del Continente Americano y las culturas mesoamericanas ya la conocían, pues tiene propiedades antibacterianas, analgésicas, antiinflamatorias y psicotrópicas, razón por la cual era empleada tanto en la medicina como en rituales prehispánicos.

s7-ciencia-ciego-de-amor

Sin embargo, no hay que dejar de lado el riesgo que implica su uso. La etimología de la palabra fármaco, proviene del griego fármakon, en cuyos significados encontramos no sólo medicamento o remedio, sino también veneno, droga o poción. Así pues, esto hace alusión a que las características curativas de los compuestos tienen lugar, siempre y cuando no se abuse del consumo de estos pues, de ser así, tienen el efecto contrario e indeseado, a tal punto de ser riesgosos para la salud e incluso mortales.

De este modo, cabe que explicar que los principales activos del toloache son los alcaloides tropánicos, mismos que si se ingieren de forma moderada pueden aliviar problemas de salud como heridas, ataques de gota y reumatismo, y hasta dolores de parto.

No obstante, si se consumen dosis altas —más de 10 gramos—, el toloache causa desorientación, falta de concentración, angustia, pensamiento incoherente, psicosis, demencia, taquicardia, aumento de la presión sanguínea y en casos graves alucinaciones visuales y auditivas, y dichos efectos pueden durar desde unas horas hasta varios días, con lo que aumenta el riesgo de sufrir daño neurológico permanente.

El uso popular del toloache

Cabe mencionar que el consumo de toloache es legal en el territorio mexicano y puede usarse en infusiones, vapores o ungüentos. Por otro lado, la fama del toloache ha llegado hasta nuestros días no sólo relacionada con los ritos religiosos, sino también con la brujería y la hechicería.

s7-ciancia-pocima-toloache

Existen en el mercado diversos amarres y filtros que se venden con la promesa de que conseguir el amor de una persona. Entre esos brebajes se encuentra el toloache —generalmente en gotas o en té— el cual, al ser tomado, provoca en el individuo síntomas similares al enamoramiento: se muestra distraído, su corazón se acelera, etc. No obstante, esto no es amor, es una reacción ante los compuestos de la planta que puede provocar un grave daño al organismo.

  • Pingback: Puras mafufadas()

  • Pingback: Brujerías mexicanas()

  • Lopez Monroy Paola

    Hola y alguien sabe como se puede contrarrestar este efecto

  • David García

    Todo con medida, nada con exceso: el asunto es que el phármakon sirva para lo que se receta. Buen texto: felicidades.

  • ab

    Es un alcaloide el daño es a nivel nervioso central

  • alejandro

    Un gran artículo. No conocía nada de esta planta aunque sí de sus efectos (me recuerdan a los que producen sustancias parecidas). Empieza el artículo como una especie de advertencia pero más tarde pica la curiosidad por probarlo…

YOGA

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE