Ciencia

Superciencia

Para nuestro lector superjovial —no confundir con superjoviano— tenemos este superartículo.

Ni «superpi» es la onomatopéyica característica de superpollo ni el superhuevo fue el inicial receptáculo de este ficticio ser emparentado con Superman. Estos supercalifragilísticos términos no son menos reales en la jerga científica que los números superperfectos calculados por una supercomputadora.

Lo «súper» está de moda en el cine: superhéroes con orígenes de todo tipo han migrado con éxito de los cómics al celuloide y generado, desde hace algunos años, un superávit en las principales superproducciones de Hollywood, de Supercán a las Chicas Superpoderosas.

Pero este más que poderoso prefijo no es, por lo menos hasta el día de hoy, un derecho reservado de las compañías productoras de películas.

Astrónomos, físicos, biólogos, matemáticos... ninguno ha dudado en emplear esta combinación de cinco letras en numerosos términos de su jerga científica. ¿De qué otra forma, si no, podría cualquiera de nosotros distinguir una supercomputadora de una vulgar máquina como la que empleamos para escribir estas líneas? De haber sido Plutón un superplaneta como Júpiter —en lugar del diminuto pedazo de roca que es—, no habría sufrido la humillación de ser despojado del título de «planeta» durante aquella fatídica Asamblea Anual de la Unión Astronómica Internacional.

s49-ciencia-entrada

Y aunque innumerables personas —entre las que, por supuesto, no se incluye a los especialistas en física de la materia condensada— lo consideren un abuso del prefijo —o material para chistes que inician con «¿cuál es el colmo de...?»—, existe un supersólido.

«En un supersólido de helio-4, sus átomos [...]están fluyendo alrededor sin ninguna fricción [...] pero, debido a que todas sus partículas están en idéntico estado cuántico, permanece como sólido, aunque sus componentes estén fluyendo continuamente.»
Moses Chan

Para nuestros superlectores hemos elegido varios ejemplos más del nada superfluo acervo de supertérminos científicos.

Supercomputadora. Uno de los sueños del autor de este artículo y de miles de propietarios más de las no menos útiles, pero sí mucho más lentas computadoras «normales». El término fue utilizado por primera vez en 1929 en el periódico New York World, en referencia a máquinas que, pasados los años y el avance tecnológico, hoy en día son más lentas que cualquier modelo de nuestras computadoras personales.

s49-ciencia-supercomputadora

Por consiguiente, clasificar como «supercomputadora» a un ordenador no es tan simple, pues, al hacerlo, se le otorga una gran distinción y comúnmente significa que sus procesadores tienen una velocidad diez veces mayor que la disponible en el mercado para usuarios que, en notable proporción, utilizan su computadora como máquina de escribir y para navegar por el ciberespacio, pero no para simular la circulación general del océano ni el clima mundial.

Mira esta lista con las 10 supercomputadoras más relevantes en su historia.

Supercuerdas, teoría de. La teoría de cuerdas —o de supercuerdas— intenta explicar la existencia de todas las partículas subatómicas y de las fuerzas fundamentales del Universo como resultado de las vibraciones de cuerdas supersimétricas. De acuerdo con esta teoría, cada modo de vibración de las cuerdas corresponde a una partícula subatómica. Es la única teoría, a la fecha, que combina con éxito dos teorías: la de la relatividad y la de la mecánica cuántica.

Superespacio. Familiarizados como estamos con palabras como ciberespacio e hiperespacio, este vocablo ha perdido mucha de su popularidad inicial, que data de 1973, cuando John Wheeler lo introdujo para describir la configuración espacial descrita por la teoría de la relatividad general.

Superfórmula. No la constituyen ni azúcar, ni flores, ni muchos colores. En vez de ello, el matemático Johan Gielis propuso el nombre para identificar una ecuación que puede utilizarse para describir numerosas formas complejas y curvas matemáticas.

Supergenes. Se equivoca quien piensa que son los de Angelina Jolie o Brad Pitt. Los supergenes son grupos de genes vecinos en un cromosoma que son heredados en conjunto y que están relacionados funcional y evolutivamente.

Superhuevo. Es un sólido matemático descrito por una ecuación tal que, al sustituir en ella cualquier valor de sus tres parámetros —a, b y n—, podrá balancearse como el huevo de Colón, en cualquiera de sus dos extremos.

Superjoviano. Un planeta superjoviano es aquel que, al contrario de Plutón, nunca formará parte del debate de considerarlo o no como planeta, ya que, por definición, tiene una masa mayor que la de Júpiter.

s49-ciencia-superjoviano-Planet_HD_147018_b>

¿Ya sabes cuáles son los requisitos para ser un planeta?

Superperfecto. ¿Acaso hay algo o alguien que pueda aspirar a ser más que perfecto? La respuesta es sí... si eres un número. Un número n es perfecto si su función sigma —que es la suma de los divisores de n, incluyendo n— es igual al doble de ese número. Un número n es superperfecto si la función sigma de la función sigma del mismo es igual al doble de ese número.

Superpi. Así se bautizó al programa de computadora que se emplea para calcular el número irracional pi hasta un número específico de dígitos que, por lo general, es de alrededor de un millón. ¿Para qué someter a este maratón numérico a una computadora? De manera análoga al caso de un corredor humano: para probar, no ya su resistencia, sino su velocidad y estabilidad.

Superpesado, elemento. No es así como se le llama al miembro de alguna banda de heavy metal ni a un sujeto extremadamente in- soportable, sino a los elementos químicos cuyo número atómico es mayor que 92, que es el número atómico del uranio; por ese motivo, también se conocen como elementos transuránicos.

Y las que faltan: supersimetría, supersólido, supergravedad, superkamiokande… Conócelas en el libro: La ciencia platicadita de Algarabía Editorial.

Seguro te interesará leer:

Diez teorías científicas que entendemos mal
La creatividad a través del tiempo
Inventos inspirados por la ciencia ficción
La ciencia platicadita

Notice: Undefined offset: 0 in /var/www/vhosts/algarabia.com/httpdocs/wp-includes/capabilities.php on line 1190

Publicidad

De dónde viene la palabra huarache?

busca en algarabía

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE