Sin categoría

¿Qué onda con las erecciones?

El pene es una estructura cuya función es transferir esperma de un organismo a otro, y sus características pueden variar entre especies. Las variaciones anatómicas son muchísimas: desde trompas musculares, piernas y aletas, hasta ese cilindro flexible y carnoso de los humanos.

Toda esta variedad anatómica resulta una solución efectiva a una de las funciones biológicas más básicas: llevar el esperma hasta el óvulo para fecundarlo y formar un cigoto.1 Tomado de «Diane Kelly: What we didn’t know about penis anatomy», en TED Talks, ted.com [Trad. Luisa Martínez].

El pene de los mamíferos es una estructura única: antes de poder vincularse con el proceso de fertilización, éste debe modificar su forma drásticamente. Así, de ser un órgano flexible y blando, el pene pasa a ser rígido y firme para poder llevar a cabo su función principal: permitir la copulación, la reproducción e incluir al individuo dentro del acervo genético natural.

Si se analiza al pene desde la perspectiva de un corte transversal, es posible ubicar en él características propias de un esqueleto hidrostático, semejante al cuerpo de la lombriz: se trata de una pared de tejidos ricos en colágeno, contenedora de fibras esponjosas que, al llenarse de fluidos —en este caso, de sangre—, aumentan su presión y permiten la erección.

erecciones-lombriz

La explicación más aceptable parecía ser que a más fluidos, más expansión de tejidos. Sin embargo, en este razonamiento no hay ningún punto que explique por qué una vez erecto, el pene se mantiene completamente rígido.
Todos y cada uno de los esqueletos hidrostáticos descubiertos tienen las mismas características básicas: fluido central, pared de tejidos y fibras de refuerzo cruzadas, adheridas en forma de hélices, dispuestas a lo largo de toda la estructura ósea, algo muy parecido a esas trampas chinas en las que los dedos se quedan atascados. Las fibras se entrelazan como hélices, y éstas pueden reacomodarse dependiendo del movimiento del esqueleto. Entonces, el esqueleto es flexible: se alarga, se acorta y se dobla fácilmente, siempre en respuesta a las fuerzas internas o externas ejercidas en él.

erecciones-trampachina

Es aún más interesante que en los penes de los mamíferos hay dos capas, una interna y otra externa, y un conjunto de fibras acomodadas no en forma cruzada —como en esas trampas chinas—, sino a 90 grados respecto al eje del esqueleto. Las fibras de la superficie cumplen una función mucho más complicada que simplemente cubrir el tejido vascular: son pieza fundamental del hueso peniano. Sin su presencia y sin este preciso acomodo, la forma del pene sería otra y éste no podría resistir los cambios anatómicos que implica la erección.

erecciones-corte

Corte transversal de un pene

Se trata de un descubrimiento cuyas implicaciones médicas pueden resultar obvias, pero no poco relevantes si se amplía el panorama y se habla sobre diseño de prótesis, robots flexibles y cualquier otro tipo de experimentación en el que el cambio de forma y nivel de rigidez sean indispensables.

Diane A. Kelly es investigadora de la Universidad de Amherst en Massachussetts. Se dedica al estudio de la evolución de los sistemas de copulación y diferenciación sexual. Es reconocida por su investigación en torno al pene de los vertebrados. Es doctora en zoología y ciencias biológicas.

Referencias

  1. Tomado de «Diane Kelly: What we didn’t know about penis anatomy», en TED Talks, ted.com [Trad. Luisa Martínez].

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE