Sin categoría

Los psicópatas, ¿nacen o se hacen?

Se cree que algunas personas se pueden volver psicópatas si sufren una lesión o trauma cerebral. ¿Es esto cierto? John Watson, fundador de la psicología conductista, dijo en una ocasión: «Denme una docena de niños sanos, bien formados y un ambiente controlado para criarlos, y les garantizo que puedo tomar a cualquiera de ellos al azar y entrenarlo para que se convierta en cualquier tipo de especialista que yo desee».

Si tomamos la lógica de Watson un paso más lejos, sería posible moldear a alguien para que se convirtiera en un psicópata. La psicopatía, también llamada sociopatía, se define como la falta de empatía, deshonestidad y completo egoísmo. En la actualidad se piensa que a pesar de que ciertos genes pueden predisponer a las personas a la psicopatía, su ambiente parece ser el verdadero catalizador. Por lo tanto, si una persona posee los genes específicos asociados con este padecimiento y se cría en un hogar abusivo o negligente, tendrá un mayor riesgo de presentar los rasgos asociados con el desorden.

Ya no soy yo mismo

Un trauma fuerte en ciertas regiones del cerebro puede hacer que una persona sufra cambios en la personalidad, como en el famoso caso de Phineas Gage. En 1848, mientras trabajaba como capataz en la construcción de vías de ferrocarril en Vermont, sufrió un grave accidente al que sobrevivió milagrosamente. Un largo tubo de acero atravesó su cráneo, dañando una gran parte de su lóbulo frontal izquierdo. A pesar de que no se convirtió en un sociópata, los efectos en su conducta y personalidad fueron tan profundos que sus amigos decían que ya no era el mismo.

47-ciencia-interior1

¿La maldad encarnada?

Un incidente ocurrido hace casi veinte años apoya la idea de que el trauma cerebral puede ocasionar comportamientos psicopáticos. En 1991, Phillip Garrido —un agresor sexual— secuestró a Jaycee Dugard — de 11 años— y la mantuvo prisionera durante 18 años. Además Garrido procreó dos hijas con Dugard, que dio a luz por primera vez cuando tenía 14 años.

47-ciencia-interior2

Los expertos piensan que Garrido sufrió un fuerte daño cerebral después de un serio accidente en motocicleta cuando era adolescente, lo que se agravó con un intenso uso de drogas. El padre de Garrido dijo que Phillip había sido «un buen chico» de niño, pero que había cambiado radicalmente y se había vuelto inestable después del accidente.

¿Entonces qué?

En épocas recientes los neurólogos han identificado las áreas del cerebro que se relacionan con el comportamiento psicopático. Incluso un daño sutil en la amígdala, una región cerebral que ayuda a procesar nuestras emociones, puede explicar por qué los psicópatas actúan tan cruelmente y no pueden expresar emociones propiamente. La conducta psicopática también se asocia con lesiones en la corteza cerebral, que regula la memoria y la conciencia, así como en el lóbulo frontal, que es responsable del autocontrol y el juicio.

Texto tomado de «Can you make a sociopath —either through brain injury or other types of trauma?», en Scientific American Mind, septiembre-octubre 2012, p. 74. Trad. y ed. de Ingrid Constant Saavedra.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE