Sin categoría

Los mayas, ¿eran una cultura superior que desapareció misteriosamente?

Entre los entusiastas seguidores del ámbito maya —tanto esotérico como intelectual—, es muy común escuchar juicios exagerados sobre esta cultura: que fueron grandes astrónomos y crearon «uno de los calendarios más perfectos», que hablaron del inicio de una «Edad Etérea» para la humanidad en el siglo XXI, que nunca hicieron sacrificios humanos, que la guerra era una práctica desconocida para ellos, que desaparecieron «misteriosamente y sin dejar rastro», e incluso que sus líderes fueron extraterrestres.

Empecemos por aclarar que el mérito del «calendario perfecto» no debe ser atribuido a los mayas, pues el sistema de Cuenta Larga 1 Aún no se sabe con exactitud quién inventó el «sistema de Cuenta Larga» en Mesoamérica, pues aparece en la Estela de la Mojarra y en la Estela 3 de Chiapa de Corzo; se piensa que fueron los mixe-zoques. —calendario vigesimal no repetitivo, empleado por todas las culturas de Mesoamérica— no fue inventado por ellos. Este mito surgió, en parte, porque los primeros investigadores de los mayas sostuvieron que su organización política era teocrática, y que sus sacerdotes, además de dedicarse a la liturgia y el gobierno, guiaban el destino de las ciudades-Estado con base en el conocimiento profundo de las estrellas por lo que, gracias a esta inclinación —supuestamente—, configuraron uno de los calendarios más exactos y precisos que han existido.

Por otro lado, su organización política estuvo basada en gobernantes que ostentaron un poder divino y terreno, y entre sus cualidades más apreciadas estaba la de ser un gran guerrero. Por tanto, la guerra no fue ajena a los mayas, y sabemos que desde antes del inicio del periodo Clásico,2 v. Algarabía 90, la cronología: «El México prehispánico: los periodos mesoamericanos»; pp. 84-93. ya era una práctica establecida y consolidada.

Además, aunque por mucho tiempo se negó que los mayas del periodo Clásico realizaran sacrificios humanos, la evidencia actual señala —al igual que otras culturas mesoamericanas— que sus Estados tenían concepciones religiosas ligadas a las ofrendas de sangre humana, las cuales daban equilibrio al cosmos; por ello, cada gobernante debía infligirse ciertos autosacrificios y, por supuesto, derramar el preciado líquido de cautivos —prisioneros de guerra, niños y mujeres— en honor a los dioses, en medio de numerosas ceremonias y rituales.

Sobre la creencia de que los mayas «desaparecieron» de una manera misteriosa, hay que aclarar que ésta se refiere al llamado Colapso Maya, que terminó con la actividad política, social y administrativa de cientos de ciudades; también, que aunque aún quedan interrogantes que la historia y la arqueología no han podido responder, la civilización maya como tal no se extinguió, sino sólo cierto tipo de organización política: Chichén Itzá o Tulum vivieron su momento de mayor esplendor después del colapso del siglo ix y se mantuvieron algunos siglos más. Y eso sin contar a los miles de indígenas mayas —choles, yucatecos, mam, cakchiqueles, quichés, entre otros— que son descendientes de aquellos precolombinos, que aún conservan sus idiomas y numerosas tradiciones, o bien, se han integrado a la modernidad.

Pese a la idealización de este pueblo, uno de sus logros reales que no se ha destacado del todo, es que los mayas nos legaron el corpus escriturario mejor documentado de la América indígena, que ha permitido —luego del desciframiento de su escritura— que la civilización maya precolombina se estudie a partir de sus propios registros escritos, y no sólo desde las crónicas y descripciones europeas a partir del siglo xvi.

Por último, y aunque usted así lo crea, los mayas prehispánicos nunca hablaron del fin del mundo en 2012, y las llamadas «profecías mayas» no se mencionan en ninguno de sus textos. Estas ideas nacieron a mediados de los años 70.


María Elena Vega es una apasionada del mundo maya quien, en los últimos meses, se ha especializado, sin desearlo, en el tema de las profecías mayas y el fin del mundo en 2012. Ahora se dedica a escribir artículos sobre lo que los mayas no fueron, para mostrar que cualquier civilización antigua es más sorprendente e interesante cuando se revela al público sin idealismos.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE