X
Sin categoría

La risa como terapia

En las últimas décadas se ha utilizado la risa como una terapia que asegura tener múltiples beneficios para la salud.

Mucho se ha dicho, en las últimas décadas, sobre los poderes curativos de la risa, de las terapias que reportan supuestas mejorías en la salud gracias a las carcajadas grupales y, en general, de los beneficios físicos y psicológicos del sentido del humor. Pero, ¿existen bases científicas que apoyen o desmientan estas afirmaciones?1 Este artículo fue tomado de «Laughing Matters», publicado en Scientific American Mind, vol. 20, núm. 2, abril-junio 2009, y traducido y adaptado por Francisco Masse.

s32-ciencia-1

Para el periodista, escritor y editor Norman Cousins, no existía mejor alivio para el dolor que las películas de los hermanos Marx. Cousins —quien durante años sufrió de artritis inflamatoria— afirmaba que diez minutos de carcajadas le permitían dormir dos horas sin sentir dolor […] El escritor pudo regresar a trabajar y obtener un empleo en la Universidad de California en Los Ángeles, donde investigó los efectos de las emociones en los estados biológicos y la salud.

Cuando uno ha pasado toda su vida entre carcajadas, se llega a viejo con los pulmones cargados de oxígeno.
—Federico Fellini.

Muchos pacientes, inspirados por estos tratamientos «milagrosos», creen que la risa no sólo es psicológicamente benéfica, sino que puede curar enfermedades. Aunque en realidad sólo existe un puñado de evidencias científicas que sustente esta creencia, es un hecho que la risa y el sentido del
 humor tienen efectos significativos en nuestra psique
 e, incluso, en nuestra percepción del dolor; lo que es más: el bienestar psicológico de la risa tiene un impacto positivo en la salud, incluyendo la disminución del riesgo de contraer enfermedades.

Relajo que relaja

Reír nos relaja y mejora nuestro estado de ánimo; el humor puede ayudarnos a combatir la ansiedad y a contrarrestar el dolor físico. Como sugiere el caso de Cousins, el efecto analgésico de la risa perdura aun después de que la sonrisa se ha desvanecido.

s32-ciencia-2

Según algunos estudios, el buen humor —un rasgo que distingue a las personas más proclives a responder a las situaciones cómicas— está vinculado con la flexibilidad2 Resilience en el original: la capacidad de un objeto de volver a su forma original después de haber sido estirado, comprimido o torcido. [N. Del T.] emocional —esto es, la capacidad de mantener la cordura en situaciones difíciles— y con la capacidad de establecer relaciones estrechas. La ciencia también señala que el sentido del humor es sexy, y que las mujeres se sienten atraídas por los hombres que lo poseen. Así que la capacidad de reír puede mejorar la vida de muchos modos.

Aristóteles decía que una carcajada es «un ejercicio corporal de gran valor para la salud». Pero, a pesar
 de lo que muchas voces afirman, desternillarse tiene muy poca influencia en la condición física, pues si 
bien una buena carcajada produce cambios breves
 en las funciones cardiovasculares y respiratorias —aumenta el ritmo cardiaco, la profundidad de la respiración y el consumo de oxígeno—, como es difícil mantenerla por mucho tiempo, es muy poco probable que tenga beneficios cardiovasculares de importancia, como los tendría caminar a buen paso o correr.

De hecho, en lugar de contraer los músculos para aumentar su masa —como lo hace el ejercicio—, al parecer la risa tiene el efecto contrario: desde los años 30, diversos estudios demuestran que reír relaja los músculos y disminuye el tono muscular hasta por 45 minutos.

«Una carcajada es un ejercicio corporal de gran valor para la salud», —Aristóteles.

Pero ese efecto relajante sin duda puede ayudar a moderar los efectos del estrés psicológico. Después de todo, el acto de reír produce otro tipo de estímulo físico que mejora el estado emocional de un individuo. De acuerdo con una de las teorías clásicas sobre 
la emoción, nuestros sentimientos están en parte arraigados en nuestras reacciones físicas. [...] Existe evidencia que sugiere que la emoción puede surgir a partir de acciones musculares.

Sonrisas que curan

En un experimento publicado en 1988, [...] se le pidió a un grupo de voluntarios que sostuvieran un lápiz, ya fuera con sus dientes —produciendo una sonrisa «artificial»— o con sus labios —creando una expresión de descontento—; quienes ejercitaban sus músculos de la risa, reaccionaron con mucha mayor euforia que aquéllos cuya boca dibujaba un rictus amargo. Esto sugiere que la expresión gestual puede influir en las emociones tanto como éstas pueden hacerlo en aquélla. Del mismo modo, la acción física de reír podría mejorar el estado de ánimo. [...]

s32-ciencia-3

La idea de que la risa, por sí misma y sin depender del humor, provee beneficios tanto psicológicos como fisiológicos, ha motivado el surgimiento de grupos 
de «risoterapia» o «yoga de la risa», que la inducen 
en ejercicios grupales y que —al igual que sucede con el bostezo— la contagian y se vuelve incontrolable.

El Dr. Madam Kataria, médico de la India, fue quien dio a conocer al mundo la llamada «yoga de la risa».

Muchos de los participantes en esta actividad —que gana popularidad día con día— reportan sentirse mucho más felices y relajados después de las sesiones; sin embargo, algunos especialistas dudan del efecto real en la salud de la risoterapia [y creen], por ejemplo, que la sensación de bienestar se debe más a la experiencia social y a la interacción en grupo, y no al efecto fisiológico de la risa.

La risoterapia o yoga de la risa es una actividad en la cual se induce la risa, sin depender del estado de humor de la persona. Esta práctica es diferente a la risaterapia.

El humor es sexy

Desde luego que el humor también da pie a diversas emociones y pensamientos —además de respuestas como reír o sonreír—, por lo que muchos investigadores creen que es el sentido del humor, más que la risa en
 sí, lo que reporta beneficios a la salud física y mental.

s32-ciencia-4

El humor es una habilidad intelectual que requiere ser capaz de ver las cosas desde un punto de vista particular; con frecuencia, el humor y la comedia se basan en una vuelta de tuerca, una paradoja o un desplazamiento
 del razonamiento lineal. [...] En 1928, Sigmund Freud escribió: «Sin duda, la esencia del humor es que uno pasa por alto los efectos que normalmente sufriríamos por una situación determinada, y anula con una broma la posibilidad de esta demostración emocional». [...]

Si quieres conocer más sobra la risa, el humor y la risoterapia, consulta Algarabía 79.

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE