Sin categoría

Depredadores de estrellas

Los hoyos negros son regiones del espacio donde la fuerza de gravedad es tan poderosa, que ni siquiera la luz puede escapar de ella. Se considera a los hoyos negros como «cadáveres» de las estrellas.

Los hoyos negros han logrado escapar de las indagaciones de los astrofísicos para colocarse en la imaginación de todos los que sueñan con conocer el espacio exterior.

El concepto de hoyos negros fue planteado por John Mitchel (1724-1793) en 1784. Los llamó como «estrellas negras», porque impedían el escape de la luz y, por lo tanto, se «veían» negras.

Los poderosos telescopios modernos pueden averiguar dónde hay hoyos negros después de observar el comportamiento de las estrellas en ciertas zonas. No se pueden observar directamente porque son invisibles.

Es decir, aunque no los podemos ver, sí podemos percibir cómo afectan su entorno a través de sus efectos gravitacionales. Si se observa que muchas estrellas giran muy rápido alrededor de un punto, entonces es muy probable que ese punto sea un hoyo negro.

Tipos de hoyos negros

Existen tres clases de hoyos negros que se determinan de acuerdo a su masa:

  1. Primordiales. Pueden tener el tamaño de un átomo, pero su masa puede compararse a la de una gran montaña.
  2. Estelares. Su masa puede ser hasta 20 veces mayor que la del Sol, y su tamaño puede acomodarse en una esfera con unos 16 kilómetros de diámetro. Muchos de estos hoyos negros existen en la Vía Láctea.
  3. Supermasivos o cuásares. Su masa es mayor a la de un millón de soles, y su tamaño puede ser hasta equivalente de nuestro Sistema Solar. Estudios recientes dicen que las galaxias grandes tienen un hoyo negro de este tipo en su centro.

El hoyo negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia se llama Sagitario A. Su masa es de 4 millones de soles y tiene el tamaño aproximado de nuestro Sol.

De acuerdo con la NASA nuestro sol nunca podrá convertirse en un hoyo negro porque no tiene la masa suficiente. En miles de millones de años, se volverá una estrella gigante roja, y mucho mucho tiempo después, casi al final de su vida, en una enana blanca.

Para saber más de este tema, lee “Hoyos negros, ¿qué demonios son?” de Diego López Cámara Ramírez en Algarabía 31, p. 42.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE