Sin categoría

La novela gráfica

Después del éxito de películas como Watchmen, 300, Sin City y Persépolis, se renovó el interés en las novelas gráficas en las que están basadas, pues estas películas ofrecen una experiencia estética visual única en el contexto de una narrativa exquisita.

Pero, a ciencia cierta, ¿sabes qué es una novela gráfica?

  • La novela gráfica es un derivado del cómic y por ella se entiende una historia de cierta extensión, ilustrada con viñetas, en tono serio y «adulto» y con línea narrativa similar a las de las novelas literarias. Normalmente su encuadernación es como la de los libros y —a diferencia de los cómics, asequibles en puestos de periódicos— se distribuye a través de librerías y tiendas especializadas.
  • Los antecedentes de esta forma de expresión gráfica y literaria los encontramos en fuentes tan antiguas como las pinturas rupestres de la prehistoria, los manuscritos medievales que contaban con ilustraciones que apoyaban la narrativa o en ciertas novelas del siglo XVIII y XIX, que se acompañaban de grabados e ilustraciones. Pero la novela gráfica, como tal, es un producto del siglo XX: en los años 40, por ejemplo, existieron los famosos Clásicos Ilustrados, que novelizaban e ilustraban algunas obras clásicas de la literatura, y en la década de los 60, el boom de la industria del cómic hizo que los autores buscaran nuevos formatos y maneras más audaces de presentar sus historias.
  • Así fue como, en 1971, apareció Blackmark, de Gil Kane y Archie Goodwin —un cómic de 200 páginas acerca de magia, capas y espadas— la cual es generalmente aceptada como la primera novela gráfica, aunque en su momento no se definía como tal. Siete años después, A Contract with God, de Will Eisner, fue la primera obra que se definió a sí misma como «novela gráfica».

  • La década de los 80 marca el auge de la novela gráfica: de 1982 a 1988, Marvel sacó al mercado una serie de novelas gráficas de la mano de algunos célebres autores como J. M. Dematteis, Bill Sienkiewicz y Frank Miller. Por su parte, DC Comics dio una nueva dimensión al formato con la publicación de The Dark Knight Returns (1986) —una pesimista historia de Frank Miller que retrata las andanzas de un Batman anciano en una sociedad distópica— y Watchmen (1987), una serie de Alan Moore y Dave Gibbons que hizo que la prensa declarara que los cómics dejaron de ser «cosa de niños».
  • Un factor decisivo para la popularización de las novelas gráficas ha sido —adivinaste— su salto a la pantalla grande. Películas como Akira (1988), Judge Dredd (1995), Desde el infierno (2001), Ghost World (2001) y, en estos últimos años Sin City (2005), V de venganza (2005), Una historia violenta (2005), 300 (2006), Persépolis (2007), Coraline (2008) Watchmen (2009), Kick-Ass (2010) o Scott Pilgrim vs. the World (2010) dan fe de que Hollywood ha hallado una rica veta que explotar, para deleite de los fans del género y los cinéfilos en general.

En este video se muestra cómo se adaptaron en el cine la visión gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons en algunas escenas importantes de Watchmen.

Para aprender más sobre este tema, lee el artículo “Las novelas gráficas: cómics de largo metraje” de Gustavo Vázquez Lozano en Algarabía 55.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE