Sin categoría

Escritores en la intimidad

Hoy es el Día Mundial del Libro, de esos objetos que nos hacen viajar, conocer historias inimaginables, descubrir y redescubrir el mundo; de esas páginas en las que nos refugiamos y que nos hacen ser parte de otra realidad.

Y detrás de ese mundo de letras está el escritor, cuya capacidad creativa nos envuelve e hipnotiza. Así que hoy también celebremos a los creadores de esas obras que nos seducen; a esas personas «comunes» que disfrutan o padecen la vida y a cuyo espacio personal, la mayoría de las veces, no tenemos acceso.
Con las siguientes imágenes, que provienen del sitio The Atlantic, entraremos a la habitación o biblioteca de algunos de los escritores que han cambiado nuestro tiempo.

Salvador Elizondo

(1932 – 2006)
Salvador Elizondo, quien nació en la Ciudad de México, es considerado una de las figuras fundamentales de la literatura mexicana moderna.

Elizondo, a quien «le bastaron muy pocos libros para contar el combate universal entre el cuerpo y el lenguaje», como lo dijo Carlos Fuentes, es autor de obras como Farabeuf o la crónica de un instante, Teoría del infierno, Contextos y Elsinore, entre otras.

«El silencio es una de las manifestaciones más profundas del alma.»

Salvador Elizondo

Truman Capote

(1924 – 1984)

Su nombre es Truman Streckfus Persons. Fue un escritor y periodista estadounidense que se inició en el mundo de las letras para, dijo, paliar la soledad de su infancia. Su obra, que conjuga amor y horror, traslada al lector tanto a mundos extraños como a paisajes convencionales. En su novela más famosa, A sangre fría, mezcla elementos literarios con investigación periodística. Otros de sus libros son Desayuno en Tiffany’s, Otras voces, otros ámbitos y Música para camaleones.

«El que no imagina es como el que no suda: almacena veneno.»

Truman Capote

Mark Twain

(1835 – 1910)
Su nombre real era Samuel Langhorne Clemens. Las obras de Mark Twain —nombre que significa «profundidad necesaria para navegar»— destacan por su realismo y su irreverente sentido del humor, cercano a la sátira. Algunos de sus libros son Las aventuras de Tom Sawyer, Las aventuras de Huckleberry, Príncipe y mendigo y Un yanqui en la corte del rey Arturo.

«Las personas son como la luna: siempre tienen un lado oscuro que no enseñan a nadie.»

Mark Twain

Ernest Hemingway

(1899 – 1961)

Hemingway fue periodista, conductor de ambulancias en la i Guerra Mundial, soldado y corresponsal del periódico Toronto Stars, además de ser reportero en la Guerra Civil y en África. Sobrevivió a dos bombas que estallaron en su recámara y a otros accidentes. Pero acabó con su vida como lo hiciera su padre: disparándose con una escopeta.

Entre sus obras destacan El viejo y el mar, Adiós a las armas, Por quién doblan las campanas y París era una fiesta.

«Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.»

Ernest Hemingway

Henry Miller

(1891 – 1980)

Nació en Nueva York, pero luego del «crack del 29» se fue a París, donde vivió diez años. Miller fue gran amigo de la escritora Anaïs Nin y de Lawrence Durell.

Su tema preferido fue el sexo, por lo que muchas veces fue atacado por feministas a las que no les gustaba su sentido del humor al enaltecer la potencia masculina.
Algunas de sus obras: Trópico de cáncer, Trópico de capricornio, La crucifixión rosada: Sexus, Plexus y Nexus, y El coloso de Marussi.

«Vivir sus deseos, agotarlos en la vida, es el destino de toda existencia.»

Henry Miller

Virginia Woolf

(1882 – 1941)

Virginia Woolf tuvo una educación autodidacta. Fue hija del filósofo Leslie Sthepen y vivió con sus hermanos en una mansión londinense que fue punto de encuentro de intelectuales. Virgina se casó con el escritor Leonard Woolf, con quien fundó la editorial Hogarth. Pero, atormentada por su preferencia sexual por las mujeres —lo cual, en esa época, era condenado— y por problemas mentales, se suicidó a los 59 años.

Su aportación a la narrativa moderna fue con la técnica del monólogo interior o flujo de conciencia.
Algunas de sus obras: Al faro, Las olas, Orlando, La señora Dalloway y Una habitación propia.

«En el ocio, en los sueños, emerge a veces esa verdad que estaba sumergida.»

Virginia Woolf

Paul Auster

(1947)

El estadounidense Paul Auster es escritor, guionista y director de cine. Escribe para las revistas New York Review of Books y Harper’s Saturday Review. En sus libros mezcla lo imaginario con lo real. Algunas de sus obras son La trilogía de Nueva York, El palacio de la luna, La música del azar y La noche del oráculo.

«Yo me he pasado la mayor parte de mi vida viviendo en la cornisa, en el límite.»

Paul Auster

Jorge Luis Borges

(1899 – 1986)

Jorge Luis Borges fue un escritor precoz: su primer relato lo escribió a los 10 años, y fue publicado. Estudió en Ginebra, vivió en España, fue profesor de literatura inglesa en Buenos Aires y fue elegido miembro de la Academia de Argentina de las Letras, en 1955. Seis años después, quedó ciego debido a una herida en la cabeza1 Francis Amalfi, El Taller de los escritores. Inspiraciones sobre el arte de escribir la literatura y la vida, Barcelona, Océano, 2005, p. 32.; y, a pesar de ello, trabajó en la Biblioteca Nacional y fue el director de ésta. Recibió, en 1980, el Premio Cervantes.

Su narrativa es subjetiva, metafísica y fantástica. Entre sus obras destacan El Aleph, Ficciones, El libro de arena, El hacedor e Historia universal de la infamia.

«La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene.»

Jorge Luis Borges

Agatha Christie

(1890 – 1976)

Dicen los especialistas que las obras de la inglesa Agatha Christie destacan más por su intriga que por su calidad literaria, y han sido traducidas a decenas de idiomas.
La escritora acompañó a su esposo a sus viajes por Siria, Irak y Egipto, lo que le sirvió de inspiración para algunos de sus escritos. Cuando empezó a escribir novelas románticas, utilizó el seudónimo Mary Westmacott.

Algunas de sus obras son Testigo de cargo, Diez negritos, La ratonera y Asesinato en el Orient express.

«Las conversaciones son siempre peligrosas si se tiene algo que ocultar.»

Agatha Christie

Vladimir Nabokov

(1899 – 1977)

El ruso Vladimir Nabokov estudió en Cambridge, luego de que su familia tuviera que salir de Rusa debido a la revolución. Empezó a escribir y adoptó el nombre de Vladimir Sirin. En Berlín, trabajó en periódicos para emigrantes rusos, y fue en esta ciudad donde escribió cinco novelas y un cuento. Saltó a la fama por Lolita, novela que Stanley Kubrick llevara al cine.

«Pienso como un genio, escribo como un autor distinguido y hablo como un niño.»

Vladimir Nabokov

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE