Sin categoría

De pop y masas: Roy Lichtenstein

Por satirizar a la cultura de masas y su esencia consumista, Lichtenstein logró mucho más que sólo innovar en la escena del arte plástico.

Pop Art. Surge en el Reino Unido a finales de los años 50, pero su pleno apogeo se dio en los ee. uu. durante la década de 1960.

Como una evolución del trabajo de plásticos como Duchamp, Picasso y Ray, el Pop Art es una corriente plástica caracterizada, a nivel material, por la yuxtaposición de elementos de composición y, a nivel de contenido, por la manifestación irónica, sarcástica, e incluso cómica, de las inquietudes de los artistas con respecto a su realidad y entorno social.

La inconstancia de sus técnicas ha sido motivo para que la comprensión de esta corriente artística devenga hasta nuestros días en diferentes y polarizadas opiniones.

El término Pop Art fue acuñado de manera oficial por la sociedad artística en 1962, durante un simposio organizado por el Museo de Arte Moderno, en Nueva York.

lich

Nueva York fue la cuna del desarrollo de un artista que, pese a lo que muchos ortodoxos puedan opinar, es hoy considerado por la historia del arte como uno de los hitos de la escena plástica del siglo xx. Su obra, cuyas características tienen que ver más con provocación que con estética, es una de las más representativas del reaccionario Pop Art.

Nacido en 1923, Roy Fox Lichtenstein1 1923-1997 fue, para muchos críticos de su época, uno de los peores artistas en toda la historia de los ee.uu.; para otros, ni siquiera alcanzaba la categoría de quien se hace llamar «artista». Hoy, a pesar de la diversidad de opiniones, la obra de Lichtenstein es considerada como una de las más importantes aportaciones que hizo el Pop Art a la historia de la escena plástica.

Ellos [los expresionistas abstractos] plasmaban cosas en el lienzo y respondían a lo que habían creado, a las líneas, a los colores y a las dimensiones. Mi estilo es completamente diferente, aunque la esencia al plasmar líneas es casi la misma. Es sólo que mis líneas, a diferencia de las de Pollock o las de Kline, no parecen caligrafía.2 De una entrevista para Michael Kimmelman, de The New York Times, en 1997.

Roy pasaba hasta diez horas diarias en su estudio. Pintaba casi de manera mecánica, como si con la mente hubiera trazado detalladamente las líneas a seguir sobre el lienzo. Inspirado en la producción de masas, los símbolos estandarizados y la implementación de estereotipos sociales de la que fue víctima su época, nadie puede recriminarle el haber replicado la forma de funcionamiento y manifestación de la sociedad en su obra, que era justamente así, como producida en serie, con elementos básicos que se repetían una y otra vez para proyectar, a su modo, lo odioso de los clichés de su alrededor: publicidad, arquetipos y consumismo sin sentido.

El uso de líneas negras en contornos, de colores primarios y de la técnica de puntos Ben-Day son las características más sobresalientes dentro de la forma de Lichtenstein, comprendida y aprendida hoy por cientos de artistas afines a la corriente que ayudó a construir; el fondo, debatido hasta nuestros días, se resume en sátira, ironía y parodia que cuestionaban a los estándares no sólo del arte, sino del «deber ser» de todas las cosas a su alrededor:

Enfoco mi interés en aquello que normalmente sería considerado como lo peor del arte comercial. Creo todo se resume en la tensión entre lo que parece ser tan rígido y los clichés, y el hecho de que el arte, en teoría, no «debe» ser como el mío.

Roy Lichtenstein (1966)

El trabajo de Roy le ha dado la vuelta al mundo, consagrándolo como uno de los artistas que, bajo las líneas del Pop Art, abrazaría a la parodia y crearía obras que, hasta hoy, son íconos de la cultura popular.

A continuación, presentamos una selección de las piezas exhibidas actualmente en museos de todo el mundo creadas por quien, contra todo pronóstico ⎯y contra la voluntad y deseo de cientos de críticos⎯ se convertiría, por la trascendencia de su obra, en hito del arte posmoderno.

lich-rednyellow

Head: Red and Yellow, 1962.
 Aceite en lienzo; 121.9 x 121.9 cm

lich-jarra

Picture and Pitcher, 1978.
 Bronce pintado y patinado;
 240 x 104.1 x 66 cm

lich-seltzer

Alka Seltzer (ilustración), 1966.
 Grafito y touche en papel; 76.2 x 55.9 cm

lich-landscape

Landscape in Scroll, 1996.
 Aceite en lienzo; 263.5 x 125.7 cm

lich-modular

Modular Painting with Four Panels, #7, 1970. Aceite en lienzo, 4 páneles; 108 x 108 pulgadas

lich-violin

The Violin, 1976.
 Aceite en lienzo; 137.2 x 203.2 cm

lich-closet

Interior with Mirrored Closet, 1991.
 Aceite en lienzo; 299.7 x 365.8 cm

lich-crying

Crying Girl, 1964. Esmalte sobre acero; 116.8 x 116.8 cm Edition

lich-arms

Man with Folded Arms, 1962.
 Aceite en lienzo; 177.8 x 121.9 cm

lich-rib

Standing Rib, 1962.
 Aceite en lienzo; 53.3 x 63.5 cm

lich-liberty

Painting with Statue of Liberty, 1983.
 Aceite en lienzo; 271.8 x 424.2 cm

lich-combat

The Combat, 1949.
 Pastel; 41.3 x 61.9 cm

lich-forget

Forget It! Forget Me!, 1962.
 Aceite en lienzo; 203.2 x 172.7 cm

lich-grr

Grrrrrrrrrrr!, 1965.
 Aceite en lienzo; 172.7 x 142.2 cm

interior-blam

Blam, 1962.
 Aceite en lienzo; 172.7 x 203.2 cm

lich-waching

Washing Machine, 1961.
 Aceite en lienzo; 142.2 x 172.7 cm

lich-hopeless

Hopeless, 1963.
 Aceite en lienzo; 111.8 x 111.8 cm

lich-ribbon

Girl with Hair Ribbon, 1965.
 Aceite en lienzo; 121.9 x 121.9 cm


Crédito encabezado: Crying girl, 1963

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE