Arcaísmo

Del tiempo de María Castaña

En algún momento de la vida nos topamos con algo que nos parece que perteneció a una época que ya no es la nuestra.

De esas ocasiones en las que te encuentras con algo tan antiquísimo que podemos decir que es «del tiempo de Maricastaña». Pero, ¿quién fue 
la famosa María Castaña? ¿Es tan vieja como se cree?

«Si se nos ha vuelto el tiempo de Maricastaña, cuando hablaban las calabazas o el de Isopo, cuando departía el gallo con la zorra y unos animales con otros.»
«El casamiento engañoso», Miguel de Cervantes Saavedra

Está documentado que la dichosa María Castaña fue una heroína gallega que encabezó una revuelta en la ciudad de Lugo contra el poder eclesiástico en 1386, o sea, en el año «de la pera», «de la tostada», «de la ventana», «de la canica» o también «del caldo», llamado así porque en 1695 se exigió en el Virreinato de Nueva España un impuesto que gravaba todos los «caldos» como el vino, el vinagre, el aguardiente y los licores. Aunque también puede ser una metáfora de la voz caldo, que se usa en el argot de la vinicultura para referirse al jugo de uva que se fermenta en un periodo largo de tiempo para producir el vino.

Conoce a los reyes de la confusión

Si pensamos en calles sin pavimentar por donde circulan carretas y caballos, o en lugares en los que
 se usa el ferrocarril para recorrer largas distancias, en hombres que no salen sin sombrero y pistola, o
 en mujeres que andan con vestidos, faldas largas, huaraches y un colorido rebozo —sólo por mencionar algunos ejemplos—, éstos nos parecen «más viejos que Matusalén», «que el polvo», «la peste», «la calandria», «la corbata de Pedro Picapiedra», «la tana» o incluso «más viejos que don Porfirio», «la escarapela», «la polka», «la ventosa», «la roña» o «el perro de Dios»; es decir, del «año uno caña»1 Año en el que, según una leyenda, regresaría Quetzalcóatl y que coincidió con la llegada de Hernán Cortés a las costas del Imperio Mexica., de «milnovecientos Carranza» o del «siglo de Pericles».

Lo mismo nos sucede cuando recordamos aquellas épocas de grandes haciendas o de pulquerías en donde se escuchaban balazos, corridos de las victorias o derrotas de los movimientos armados que ahora nos parecen más viejos que —como se diría vulgarmente— «cagar a pulso», «cagar sentado», «mear de pie» o «de cuando los pedos se tiraban con tirachinas».

No existe documentación específica que nos diga a qué época corresponden esas raras costumbres, pero seguramente fue hace mucho tiempo, en tiempos de María Castaña.❧

También te interesará conocer:

El cine antes del cine
Lullaby
Las tribulaciones de un chino en China
Los libros más antiguos de la historia

YOGA

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE