Algarabía

Verbos para entender al mexicano

Las lenguas suelen tener una serie de particularidades que las hacen diferenciarse unas de otras, no sólo por su estructura gramatical o por su construcción morfológica, sino por la carga semántica que, debido a su contexto y su realidad, los usuarios les atribuyen.

En el español —uno de los idiomas más hablados en el mundo— hay una variante de México, en la que —como en otras— mucho de lo que se dice puede llegar a cambiar de sentido si la interlocución es con un hablante de otra latitud o, simplemente, puede no entenderse del todo por falta de contexto.

A continuación, hemos reunido una serie de verbos muy mexicanos en los cuales la faena comunicativa podría llegar a complicarse para aquellos que no son de estas tierras.

Muchos de estos verbos pueden tener otro tipo de connotaciones, algunas de carácter sexual y podrían hacerlo pasar más de una vergüenza.

ablandarse. Disminuir o quitar el enojo, la fuerza, la decisión de alguien; hacer que se conmueva o se compadezca:

FullSizeRender (18)

«La iba a regañar por llegar tarde, pero se me ablandó el corazón cuando supe que la asaltaron en el camino».

abrirse. Apartarse, irse de algún lado: «¡Ábrete, que estas cajas están muy pesadas».

abrocharse. Causar alguien un daño a una persona: «El maestro se abrochó a todos los alumnos que no quisieron pagar por su calificación: los reprobó».

acarrear. Trasladar personas a una manifestación política o a una votación. «El gobierno acarreó a miles en el Edomex para que votaran por el pri».

acelerarse. Actuar una persona o un animal de un modo apresurado o nervioso por excesiva ansiedad o agitación. «Se aceleró nomás de saber que ya venía su jefe».

FullSizeRender (19)

aflojar. Producir diarrea: «La salsa de los tacos me aflojó la panza y llevo todo el día en el baño».

ajustar. Completar determinada cantidad de dinero para un fin particular: «¡Híjole!, este mes no ajusto pa’ la renta».

alivianarse. Relajarse, tranquilizarse: «¡Aliviánate!, mis papás llegan hasta mañana, podemos seguir con la pachanga».

alzar. Poner en orden, hacer limpieza.: «¡Alza tu cuarto, si es que quieres salir!»

amarrar. Comprometer a alguien, ligarlo moral o afectivamente con algo, de manera que se sienta obligado con ello:: «La méndiga se embarazó para amarrarlo».

FullSizeRender (20)

amolar. Perjudicar: «El nuevo acuerdo que hicieron nos vino a amolar a todos».

andar. Tener dos personas una relación sentimental: «Desde septiembre del año pasado andan».

arder. Causarle a alguien gran resentimiento algo, herirle en su amor propio: «Los del otro equipo se ardieron sólo porque el árbitro nos dio la anotación a nosotros».

arrastrarse. Humillarse, actuar sin dignidad: «Fidelina sigue arrastrándose para
que Ramiro la pele».

FullSizeRender (21)

FullSizeRender (22)

 batallar. Trabajar o esforzarse mucho para vencer una dificultad: «Ando batallando con las correcciones que me encargó el asesor de tesis».

botar. Finalizar una relación amorosa: «La botó sin importarle que ya le había dado el anillo».

botarse. Reírse mucho sin poder contenerse: «Me boté de la risa cuando escuché cómo hablaba».

caer. Llegar o aparecer en algún sitio, sobre todo sin aviso o invitación: «Ya me iba a dormir pero me cayeron unos cuates a la casa».

calar. Poner a prueba a una persona a o un objeto para medir sus capacidades o funcionalidad: «¡Revísele sin compromiso, va calado, va garantizado!».

calentar. Producir enojo o molestia: «Se calentó nomás de ver que su novia estaba platicando con otros hombres».

cargar. Preñar el macho a la hembra: «¿Ya te fijaste que esta perrita que adoptaste viene cargada?».

chocar. Causar fastidio o molestia a alguien: «¡Me choca que le pongas pimienta a la carne!».

ciscarse. Perturbarse, asustarse: «Quedó ciscado desde que le robaron su camioneta».

clavarse. Robar: «¡Se clavó todos los libros que le presté!».

colgarse. Dilatarse: «¡Ay, hija, ya es bien tarde! Te colgaste demasiado con tu tía».

darle. Trabajar. «A darle, que esos pomos no se van a pagar solos».

darse. Rendirse. «Me doy. Nunca le doy gusto a mi mamá con nada».

descargarse. Dejar salir un sentimiento: «Como había tenido un día pésimo, se descargó con la señora que le ganó el lugar en el metro».

disparar. Pagar a alguien las cosas que otro consume
o invitarle a algún lugar: «Cuando no trabajaba, mi compadre siempre disparaba el cine y hasta las palomitas».

FullSizeRender (23)

dilatar. Retrasar: «El camión se está dilatando mucho. No llegaré temprano a la chamba».

entablarse. Ingerir bebidas alcohólicas sin sentirse borracho: «Ya me entablé y aunque me eche otra, no pasa nada».

encargar. Quedar embarazada: «Mi hija, ni a los 28 ni a los 40 quiso encargar nada y es bien noviera».

enredarse. Enamorarse: «Se enredó con la secretaria sólo por los piernones que le presumía todas las mañanas».

ensartar. Hacer caer a alguien en un engaño o trampa: «Fuiste un menso: te ensartaron sólo porque prometieron darte mucho dinero».

FullSizeRender (24)

entrarle. Comer con apetito: «Los niños rebién que le entraron al brócoli cuando regresaron de jugar».

escupir. Se usa para interpelar a alguien para que confiese algo que omite u oculta: «¡Escupe todo lo que pasó si no, te doy otro pellizco!».

fletarse. Encargarse a disgusto de un trabajo pesado:
«Se fletó la chamba de su compañero a pesar de que era demasiada».

fumarse. Prestar atención a alguien: «¡Esos novios ya ni se fuman!».

fusilarse. Copiar un texto o diseño de algo sin dar crédito al autor: «Se fusiló el ensayo que su mejor amigo le había prestado».

hablar. Llamar por teléfono a alguien: «En la mañana le habló para cobrarle».

hacerse. Defecar: «¡Comper, que me estoy haciendo en los pantalones!».

FullSizeRender (25)

FullSizeRender (26)

llenarse. Estar alguien satisfecho de comida: «No, abue, gracias, pero ya no quiero postre. Ya me llené».

llegarle. Invitar enfáticamente a alguien a que se vaya: «¡Ya llégale que nadie te necesita aquí!».

llevarse. Tratarse dos o más personas con confianza, bromeando: «Síguete llevando y vas a salir llorando».

madrugar. Anticiparse: «Me madrugaron con el proyecto que le iba a enseñar a mi jefe».

olérselas. Sospechar: «Mi mamá ahora sí se las olió de que no fui a la escuela».

FullSizeRender (27)

orillar. Obligar involuntariamente a algo: «Tu mala actitud, me orilló a tomar esa decisión».

papalotear. Divagar: «Te la pasas papaloteado en lugar de poner atención a las órdenes».

parar. Poner a alguien o algo en posición vertical o de pie: «Ya párate que es tardísimo».

pararle. Dejar de molestar: «Ya párale a tus insultos».

pasar. Aprobar un examen: «Apenitas y pasé la prueba sorpresa de matemáticas».

pegar. Tener éxito en algo. «¡’Ora sí mi idea de tantos años pegó en el trabajo!».

pelarse. Irse, escaparse, huir precipitadamente: «Se peló antes de que nos dieran la cuenta».

picar. Provocar a alguien: «¡Me estás picando y luego, ni te vas a aguantar!».

pintarse. Irse marcharse de un sitio: «Se pintó de colores y ya no supimos de él hasta la siguiente semana».

planchar. Atropellar: «Plancharon a mi gato en la avenida principal». Coger: «El doctor se la planchó».

FullSizeRender (28)

ponerle. Coger: «Tu vecino le pone con el del pan».

rayarse. Obtener una ganancia de un asunto o negocio: «¡Ahora sí se rayaron con el bono quincenal todos los de la oficina!».
regarla. Cometer un error: «Ella la regó cuando le puso más sal a la sopa».

FullSizeRender (29)

FullSizeRender (30)

rifar. Sobresalir, destacar en algo: «Tus nuevos tenis rifan un chingo, güey».

rugir. Oler alguien o algo muy mal: «Te ruge la axila cada que regresas del gimnasio».

sacar. Reiterar el mismo reproche: «Siempre sacas lo mismo cada que intento contarte algo».

sacarle. Evitar realizar alguna actividad: «Yo sí le saco a andar en bici en la Ciudad de México».

seguirle. Insistir hasta llegar a fastidiar: «Síguele diciendo bizco a tu primo y verás cómo te pica los ojos».

sentirse. Ofenderse: «Se sintió sólo porque le dije la verdad».

soplar. Dar a un examinado o a un concursante una o más respuestas de manera ilegal: «El maestro le sopló todo el examen y por eso sacó la calificación más alta».

subirse. Volverse alguien arrogante por los méritos
o reconocimientos obtenidos: «Se le subió nada más porque comenzó a ganar más dinero que todos
sus amigos».

topar. Conocer algo o a alguien: «¿Sí topas la película de María Félix donde sale de soldadera?».

torcer. Sorprender a alguien haciendo algo indebido o ilegal: «Lo torcieron en la tiendita robándose unos chocolates».

traer. Tener: «Traigo mucho frío desde que me desperté».

ubicar. Colocar: «Después de dos años, lo ubicaron en el puesto que siempre soñó».

FullSizeRender (31)

vacilar. Bromear a alguien: «Te la pasas vacilándome con que ahora sí nos vamos a ver».

valer. Frustrarse algo, llegar a su fin una actividad placentera: «Ya valieron mis planes para las vacaciones, no me pagaron a tiempo».

volar. Robar: «¡Me volaron mi celular en el Metrobús y ni me di cuenta!». Desentenderse alguien de una situación o compromiso: «Su mejor amigo zafó y no quiso ser el padrino».

 

Las fuentes que se utilizaron para este artículo fueron: Concepción Company. Diccionario de mexicanismos; México: Academia Mexicana de la Lengua, Siglo xxi, 2010; y Luis Fernando Lara. Diccionario del español usual en México; México: El Colegio de México, Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios, 2009. Ilustraciones de José Guadalupe Posada.

Etiquetado como: , , , Notice: Undefined offset: 0 in /var/www/vhosts/algarabia.com/httpdocs/wp-includes/capabilities.php on line 1190

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE