#93 Algarabía

Saul Bass: El hombre de la mano de oro

El cine también es lo que uno ve antes de la película. La experiencia del espectador empieza después de los cortos, cuando la luz termina por extinguirse, y los primeros minutos de proyección dan un preámbulo de la historia que está a punto de ser contada.

El cine también es lo que uno ve antes de la película. La experiencia del espectador empieza después de los cortos, cuando la luz termina por extinguirse, y los primeros minutos de proyección dan un preámbulo de la historia que está a punto de ser contada. Sin diálogos, valiéndose sólo de música e imágenes, esta narración —si es buena— nos hará guardar silencio, nos deslumbrará y capturará nuestra atención. Ése es el poder de la secuencia de créditos, y ésta, la historia del hombre que los reinventó, décadas antes del reinado de los gráficos generados por computadora.

Refiriéndose al trabajo de Saul Bass, el laureado cineasta Martin Scorsese —con quien trabajó en sus últimos años de vida— acotó: «…convirtió las secuencias cinematográficas de títulos en un arte, […] en una minipelícula dentro de la película; sus composiciones gráficas en movimiento funcionan como una especie de prólogo al filme: proveen del tono, establecen el estado de ánimo y dan entrada a la acción».1

Saul Bass nació en Nueva York, hijo de inmigrantes judíos de Europa oriental, en 1920. Al terminar sus estudios de arte en el Brooklyn College, emigró a Los Ángeles para trabajar en la industria del cine, llevando consigo la sensibilidad y el estilo de la llamada New York School, una corriente del diseño gráfico estadounidense que se originó gracias a la migración de artistas y diseñadores europeos que buscaban escapar de los estados totalitarios en la primera mitad del siglo XX, y que introdujeron en América, de primera mano, vanguardias europeas como el futurismo italiano, el constructivismo ruso o, de Alemania, el dadaísmo y el expresionismo.

Bass se estableció en California en 1950, y dos años después montó su propio despacho como diseñador de carteles de cine. Su primer trabajo relevante llegaría en 1954, cuando el cineasta y productor Otto Preminger le encargó el cartel de su película Carmen Jones. Satisfecho con los resultados, Preminger le pidió que realizara también la secuencia de créditos.

La hora de las palomitas

En palabras de Bass, «para el espectador promedio, los créditos significaban que aún quedaban tres minutos para comer palomitas; quise tomar este “tiempo muerto” para hacer algo más que simplemente presentar una serie de nombres que no le interesaban a nadie, y predisponer a la audiencia a lo que estaba a punto de ver: crear expectativa». Su idea primaria era que una secuencia de títulos puede influir en el estado de ánimo de la audiencia al adelantar la premisa de la historia, expresándola mediante una metáfora visual; los títulos debían condicionar a la audiencia, de modo que cuando el filme iniciara, cada espectador ya tendría una resonancia emocional con ella.

 The Man with the Golden Arm (1955) Dir. Otto Preminger, con Frank Sinatra y Eleanor Parker.

Este trabajo —una animación realizada con papel recortado— marcó un punto y aparte en cuanto a las posibilidades creativas, gráficas y narrativas de las secuencias de créditos cinematográficos. Las latas de la cinta tenían escrita la instrucción: «Proyeccionista: levante el telón antes de que inicien los títulos», pues en aquella época, el telón de la pantalla se mantenía abajo durante la proyección de los créditos y se levantaba justo cuando la película daba inicio.

Ocean’s Eleven (1960) Dir. Lewis Milestone, con Frank Sinatra y Dean Martin.

Esta secuencia animada se basa en puntos luminosos, blancos y de colores, que se prenden y se apagan para formar tipografía y figura-fondo, aludiendo a las marquesinas y los escenarios iluminados de Las Vegas, donde se desarrolla la cinta.

Anatomy of a Murder(1959) Dir. Otto Preminger, con James Stewart y Lee Remick.

Valiéndose de nuevo de un grafismo recortado que representa un cadáver diseccionado, Bass logra combinar tipografía, imagen y la música de Duke Ellington con cadencia y estilo.

North by Northwest (1959) Dir. Alfred Hitchcock, con Cary Grant y Eva Marie Saint.

En colaboración con John Whitney, Bass creó una nueva clase de tipografía cinética que parece flotar en un entramado que termina convirtiéndose en el edificio de las Naciones Unidas.

Cape Fear (1991) Dir. Martin Scorsese, con Robert De Niro y Nick Nolte.

Martin Scorsese declaró: «Tuve el honor de trabajar con Saul y Elaine Bass en cuatro de mis películas […], y esto siempre había sido un sueño para mí, pues siempre había tratado de capturar su estilo en mis películas imaginarias de cuando tenía 12 o 15 años».

The Age of Innocence (1993) Dir. Martin Scorsese, con Daniel Day-Lewis y Michelle Pfeiffer.

Aprovechando la tecnología, Bass realiza un montaje digital de varias flores abriéndose —filmadas en time lapse— sobre un fondo de encajes, y elegantes arreglos tipográficos que aparecen y desaparecen.

Casino (1996) Dir. Martin Scorsese, con Robert De Niro y Sharon Stone.

La Pasión según San Mateo, de J. S. Bach, enmarca una larga secuencia en la que Bass hace un montaje de tipografía art-déco sobre un montaje con guiños a sus trabajos anteriores —las llamas de Exodus, las luces de neón de Ocean’s Eleven—. El último trabajo antes de su muerte en 1996.

Para conocer más a fondo sobre la evolución de los créditos, lee el artículo completo en Algarabía 93, especial de cine.


1. «Saul Bass» en Six Chapters in Design, San Francisco: Chronicle Books, 1997.


Francisco Masse es editor de Algarabía, diseñador de la comunicación gráfica por la UAM Azcapotzalco, cinéfilo, y fue editor de la extinta revista
La cartelera, guía de película, una publicación especializada en cine. Cuatro razones vitales que considera más que suficientes para admirar el trabajo de Saul Bass.

Comments are closed.

No nos gusta la Navidad

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE