X
Algarabía

Charles Eames… ¡no tiene vergüenza!

Charles Eames, jefe del Departamento de Diseño Industrial de la Academia de Arte de Cranbrook, deja a su esposa por una estudiante.

¡Queriditos, qué les cuento! Ando por acá entre universitarios muy creativos, visitando la prestigiosa Academia de Arte de Cranbrook... y que me topo con un sabroso chisme.

Bloomfield Hills, Michigan, ee.uu., un martes de 1941.

Han de saber que el jefe del Departamento de Diseño Industrial de esta escuela es un arquitecto de 34 años muy ingeniosillo que se llama Charles Eames. Bueno, pues en septiembre del año pasado llegó una nueva estudiante de 29 años llamada Bernice Alexandra Kaiser, a quien todos conocen como Ray. La chica es pintora y, además de practicar el expresionismo abstracto, está muy interesada en el diseño de muebles.

s25-madame0

Como cada año, se organizó un concurso de diseño orgánico de muebles; Ray participó y ganó con unas sillas de madera muy pro. Con ello despertó la admiración y el interés de Charles y empezaron a convivir.

s25-madame1La convivencia se transformó en algo más y... ¡que se hacen amantes! A escondidas, porque han de saber que Charly estaba casado desde hace once años y tiene una hijita, ¿eh? Pero dicen por ahí que su mujer se dedicaba al hogar y no le interesaba para nada lo que hacía su marido, siempre y cuando le cumpliera con el gasto.

Ahí fue donde entró Ray: una chica simpática, inteligente y con los mismos intereses y expectativas profesionales que Charles, se lo ganó en-te-ri-to, tanto así que él pidió el divorcio y acaba de obtenerlo, por lo cual, ni tardo ni perezoso le escribió una tierna cartita a Ray donde le dice que ya está soltero y le propone matrimonio. ¡Qué bárbaro! ¿No se puede esperar tantito siquiera a que su ex se medio recupere del trancazo de la separación?

El caso es que Ray leyó emocionada la cartita ¡y ya le dio el sí! Andan viendo lo de la fecha de la boda, pero quieren que sea máximo en un mes, porque ya tienen planeado dejar Cranbrook y mudarse a California para iniciar un negocito juntos. Habrá que ver lo taimados que son.

En fin, supongo que les irá bien porque la verdad, tienen ideas muy locas y prácticas y, al parecer, trabajan muy bien juntos, así que no dudo que en un futuro próximo serán una pareja reconocida en el mundo del diseño de muebles.

Aquí podrán ver la propuesta de matrimonio

Au revoir!

Comments are closed.

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE