Algarabia extra

El niño que vivió para contarlo

La Biblia relata la historia de Lázaro, que había muerto y gracias a un milagro hecho por Jesucristo, resucitó.

La Biblia relata la historia de Lázaro, que había muerto y gracias a un milagro hecho por Jesucristo, resucitó.

Similar es la historia de Max Hoffman: corría el año de 1865 cuando, en un pueblito de Wisconsin, EE. UU., Max, de sólo cinco años, fue declarado muerto a consecuencia del cólera, velado y enterrado. Esa noche, su madre tuvo una vívida pesadilla: su hijo se movía dentro de su ataúd, tratando de salir de él. La mujer, en un ataque de nervios, le pidió a su marido que abrieran la tumba, pero éste se negó. La noche siguiente, la señora Hoffman tuvo el mismo sueño y volvió a suplicarle al padre.

¿Quieres saber qué pasó?

Espera el número 4 de Algarabía Extra: Lo Espeluznante y lo paranormal, próximamente a la venta.

Comunicar

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Chingonerías

Chingado amor

Publicidad

Para escribir mejor

De acuerdo a / de acuerdo con

Publicidad

– Publicidad –

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE