X
Ideas

Batman: cuando el abismo te devuelve la mirada

Quizá por la falta de superpoderes, por su pasado trágico o por tener una personalidad más bien oscura, es que muchas personas lo consideran el mejor personaje de cómics.

Amamos a los superhéroes. Llegaron surcando el cielo en los años 30 y cada década revolucionan la cultura de masas desde el territorio obsesivo y marginal de la subcultura geek. Ahora mismo vestimos camisetas con personajes nacidos en la época de nuestros abuelos, hacemos filas para ver sus películas. Pero los héroes, para no morir, deben moldearse a imagen y semejanza de los deseos y terrores de cada época.

Nadie quiere ya personajes puros e infalibles —nosotros no lo somos, el mundo tampoco—, vivimos tiempos oscuros, exigimos héroes oscuros. Para Joseph Campbell, cada mito heroico describe el viaje del hombre ordinario hacia el encuentro con su destino, encerrando una guía para la experiencia humana. Si hablamos de superhéroes, hablamos de mitología moderna a la par del Quijote o del Ahab de Moby Dick. Nuestro mejor ejemplo es una historia que inicia en el callejón donde un niño ve morir a sus padres y jura dedicar su vida a luchar contra el mal.

Evolución de Batman en la tv y el cine:

Un Batman, muchos Robins

Batman sale al mundo en 1939, un año después que Superman. Detective Comics, la editorial que llegaría a ser el gigante dc Comics, buscaba personajes similares al héroe azul para aprovechar la demanda. Bob Kane y Bill Finger crearon un héroe basado en justicieros pulp como The Shadow; si Superman era un extraterrestre que inspiraba confianza en el futuro, Batman sería un hombre sin más poder que su inteligencia, un cuerpo disciplinado y un pasado trágico que lo arrastraba a gastar su herencia combatiendo el crimen.

S25-BATMAN-GUASON

El Joker y Catwoman fueron sus primeros enemigos, establecieron la dinámica entre cazador y presa: mujeres altamente sexuales que llevan las persecuciones al juego erótico y hombres narcisistas que buscan corromper al Murciélago. La galería entera se compone de criminales traumatizados y delirantes, disfrazados —la mayoría— a un grado fetichista; todos han sido construidos en torno a una obsesión, funcionan como espejos rotos de lo que el héroe sería si su línea moral fuera el caos.

Batman es uno de los superhéroes con más seguidores en el mundo.

Robin, el Chico Maravilla, salió en el número 38 de Detective Comics —en abril de 1940— con la identidad secreta de Dick Grayson. Batman adoptó la faceta más humana y empática del mentor de héroes. Robin representaba una amenaza latente que los villanos utilizarían sin parar. Su cenit llegó en 1988 con A Death in the Family, de Starlin y Aparo: al final de la historia el público votaría si Jason Todd, Robin de aquel entonces, sobreviviría.

S25-BATMAN-GATUBELA

El último número mostró a un Batman deshecho en lágrimas mientras cargaba el cuerpo del chico, muerto a golpes por el Joker. Aquel experimento narrativo reveló qué tipo de historias deseaba leer el público en realidad.

S25-BATMAN-Y-ROBIN

Robin es sólo un nombre y un ícono, un título nobiliario que cambia de rostro cuando los niños crecen y se convierten en adultos autónomos, haciendo de Batman un adulto y encapotado Peter Pan. En A Lonely Place of Dying (1989), de Wolfman y Perez, se estableció el peligro que representaría para Batman no tener a un compañero inocente equilibrando su deseo de venganza; tras la muerte de Jason, Batman comenzó a enloquecer hasta que un joven genio, Tim Drake, descubrió su identidad y decidió probarle que merecía ser su nuevo Robin.

Batman, la serie (1966):

De vigilante a leyenda

Los cómics adquirieron un carácter bélico durante la ii Guerra Mundial. En su primer serial fílmico, Batman pasó de ser un vigilante a trabajar con el gobierno persiguiendo japoneses. Las ventas de los superhéroes bajaron y se popularizaron la historias de horror, romance, westerns y humor: la gente quería escapar de la guerra, no leer sobre ella. La gran bomba cayó y ya nadie se interesaba por encapotados salvando al mundo.

Batman vs. Superman:

La posguerra trajo un aire paranoico y forzadamente optimista; el ensayo La seducción de los inocentes (1954), de Fredric Wertham, aseguraba que las historietas corrompen a los jóvenes y pronto llegó la censura, ejercida por la Comic Code Authority, una asociación que regulaba los contenidos. Se acusaba a Batman y Robin de vivir un amorío homosexual; la editorial respondió introduciendo a Batwoman y Batgirl, además de un aluvión de endulcoradas historias donde Batman viajaba al espacio, enfrentaba a un batiduende de la quinta dimensión e incluso tenía un batiperro enmascarado.

S25-BATMAN-BATMAN

Batman lucía colores pastel y sonreía, así que fue fácil adaptarlo a la psicodelia de los años 60; la cultura hippie y la liberación sexual se encarnaron en la serie protagonizada por un jovial Adam West. La Batimanía que rivalizaba con los Beatles llegó a su fin con el horror de Vietnam; para entonces la industria del cómic estaba hundida en aventuras irrisorias y las ventas, dependientes de la televisión, bajaron al subsuelo, así que el editor Julius Schwartz decidió que era hora de buscar historias más inteligentes.

A diferencia de Superman, Batman es un hombre común sin más poder que su inteligencia, su dinero, un cuerpo disciplinado y un pasado trágico que lo arrastra a gastar su herencia y su vida para combatir el crimen.

Neal Adams y Denis O’Neil se encargaron de resucitar a Batman: acordaron que el Murciélago debía luchar desde las sombras, ser una leyenda urbana.

S25-BATMAN-MASCARA

La primera reestructuración de dc Comics llegó en 1985 con Crisis en las tierras infinitas, un trabajo exhaustivo que dio una continuidad sólida a la historia de todos los superhéroes de la compañía.

Consulta el texto completo en Algarabía 129.

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE