Curiosidades

Charlie Brown: Infancia es destino

¿Por qué una tira cómica con un trazo tan «simple», de humor sórdido —en parte filosófico—, se considera la más relevante e influyente del siglo XX?

¿Qué hizo a más de 350 millones de lectores en 75 países volverse asiduos de las andanzas de Snoopy, Woodstock, Linus y el resto de la pandilla de Charlie Brown? He aquí un intento por responder a ello.

La ii Guerra Mundial está a semanas de concluir en Europa y los Aliados han enviado sus últimas tropas para cercar a los nazis. En la xx División de Infantería un joven estadounidense, retraído y melancólico, que se inscribió en el ejército porque un par de años antes lo devastó la lenta agonía de su madre —por cáncer de colon—, es nombrado jefe de escuadrón y debe maniobrar una ametralladora calibre .50.

«Peanuts es un microcosmos: una pequeña comedia humana a la medida de cualquier bolsillo.» Umberto Eco

La División se topa con el enemigo: empieza la batalla y este joven, torpe, inexperto, aferrado a la ametralladora más por miedo que por defensa, de pronto se descubre frente a un soldado alemán, quien le apunta con su rifle directo a la cabeza. El nazi, amedrentado por el tamaño de la ametralladora, decide no disparar y rendirse. Sólo entonces el joven se da cuenta de que su arma estaba descargada; pudo haber muerto, pero el azar le permitió vivir, no para contarlo, sino para dibujarlo. Su nombre: Charles M. Schulz.

Historietas de domingo

Charles Monroe Schulz nació en Minneapolis, Minnesota, en 1922. Su padre —peluquero— era de ascendencia alemana [4] y su madre un ama de casa noruega [3]; aunque él los adoraba, éstos no le prestaban mucha atención.

s52-curiosidades-imagenes-1-a-5

Desde muy niño
[2] fue apodado «Sparky» por su familia, en alusión a un personaje de la tira cómica Barney Google —muy célebre en los ee.uu. hasta que dejó de publicarse en los años 50—, a la que Schulz siempre fue asiduo; de hecho, si algo lo hacía feliz eran las historietas de los diarios en domingo.

s52-curiosidades-imagen-6

Por ello, desde los 6 años de edad se entretenía dibujando a su familia y en especial a su perro Spike, un beagle que sería su inspiración para crear al perro más célebre de los cómics: Snoopy.

De li’l Folks a Peanuts


En 1947, al regresar de la guerra, Schulz se dedicó 
a publicar una tira cómica —en un diario local de Minnesota— en la que mostraba situaciones cotidianas de un grupo de niños y en donde aparecieron por primera vez Schroeder, Snoopy y el mismo Charlie Brown: Li’l Folks.

s52-curiosidades-tira-2

Entonces Schulz firmaba como «Sparky» y así lo hubiera hecho de por vida, de no ser porque en 1950 se acercó a la United Feature Syndicate —una asociación de periódicos— para
 ofrecerles su trabajo.
Le respondieron que le
 darían una oportunidad,
 pero antes debía hacer 
dos modificaciones:
 elegir otro nombre como 
ilustrador —«Sparky» 
ya estaba registrado— y
 cambiar un poco el
 formato y el nombre de
 su historieta para hacerla 
más llamativa.

El editor en turno sugirió el nombre de Peanuts —que significa «nimiedades»— para el nuevo cómic.

A Schulz jamás le gustó ese título pero,
 a falta de otra opción, aceptó «mientras ideaba uno mejor»; como tampoco encontró otro apodo que lo convenciera, a partir de entonces decidió sólo firmar con su apellido. Así, el 2 de octubre de 1950 se publicó —en siete diarios simultáneos de los ee. uu.— la primera tira de Peanuts, con Charlie Brown como personaje central.

Cine y tv

Debido al éxito de la historieta, Schulz recibió muchas peticiones —sobre todo de marcas comerciales— para crear animaciones con sus personajes. Él siempre se negaba debido a que no encontraba quién pudiera hacer una adaptación sin perder la esencia de su obra. Hasta que conoció a José Luis Cuauhtémoc «Bill» Meléndez (Hermosillo, Sonora, 1916), quien ya llevaba una notable trayectoria como animador, productor y director de cintas animadas para Disney —Bambi, Fantasía, Dumbo—, la Warner Brothers —con el legendario Leon Schlesinger y sus Looney Tunes— y con el célebre Dr. Seuss.

Meléndez justo acababa de fundar una modesta agencia de animación:
 hizo pruebas de adaptación de Peanuts y el resultado fascinó a Schulz al grado de que sólo permitió a Meléndez que supervisara ese trabajo.

La nueva cinta que se estrena a finales de 2015
—con técnica de animación de 3d—, a decir de sus realizadores, intenta respetar el tono y el ritmo de cuanto Schulz y Meléndez desarrollaron durante 40 años de trabajar juntos. Ya veremos cómo la reciben los niños y los ya asiduos a la caricatura.
Ahora te presentaremos a la pandilla para que puedas reconocerlos mejor cuando veas la nueva película, y te recomendamos tener la edición 134 de Algarabía, especial de Peanuts.

s52-Compartible-CHARLIE-WEB

s52-Compartible-SNOOPY-WEB

s52-Compartible-LUCY-WEB

s52-Compartible-SCHROEDER-WEB

s52-Compartible-LINUS-WEB

s52-Compartible-PIG-PEN-WEB

s52-Compartible-PEPPERMINT-WEB

También te interesará:

De la mente al conocimiento
Escritores delincuentes
Top 10: Perros y gatos de escritores
Ingenio y bromas para huir

Publicidad

Cabello o pelo

busca en algarabía

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE