Algarabía 149 Ciencia

El amor a primera vista

¿En verdad puede un sentimiento surgir de manera instantánea?

Probablemente, algunas de las parejitas que se ven deambulando por la calle —cual zombies recién contagiados— jurarían que su relación comenzó con un flechazo instantáneo y mágico. Analicemos el tan conocido «amor a primera vista» que nos han recetado mil y una chick flicks

Cuestión de química

Diversas hipótesis intentan explicar las reacciones surgidas de la atracción entre dos personas. Según la neuroquímica, uno de los factores que ocasionan el enamoramiento son las feromonas, moléculas olorosas que se originan en las glándulas sudoríparas apócrinas de las axilas, los pezones y la región genital. Éstas segregan sustancias que al descomponerse con las bacterias del ambiente producen el característico olor de dichas zonas que, al ser inhalado, genera atracción debido al aumento de neurotransmisores, hormonas y endorfinas del tronco cerebral, el hipotálamo y el lóbulo límbico del sistema nervioso central.1 Ve en Algarabía 149, «Feromonas: la otra química del amor»; p. 56

La feniletilamina, la dopamina y la adrenalina son neurotransmisores que se relacionan directamente con el fenómeno del enamoramiento.

Además de la hormona liberadora luteinizante —lhrh—, que actúa sobre la glándula hipófisis y determina la liberación de hormonas sexuales como la testosterona, que provoca el deseo sexual en hombres y mujeres.

—Lee también sobre la invención del amor

Esta situación la podemos ver con claridad en casos de pacientes con trastorno bipolar que presentan manías o en consumidores de cocaína; en el primer caso, el incremento de de neurotransmisores genera actitudes de galanteo y hace al sujeto más susceptible de enamorarse a primera vista; en el segundo se libera dopamina, que aumenta el deseo sexual. Casos contrarios son los pacientes con esquizofrenia o consumidores de neurolépticos, donde los neurotransmisores disminuyen, así como la capacidad de enamorarse y el deseo sexual.

Por dentro y por fuera

Otra hipótesis que intenta explicar el flechazo es la propuesta por el médico y psicólogo John Money en 1980,
 la cual indica que el enamoramiento depende de factores internos y externos. Los internos son el reloj biológico cerebral, que indica el momento indicado, y el mapa del amor, que se construye desde la infancia y crea una imagen ideal del ser amado. El factor externo es el sujeto que hace resonar el mapa.

Money indica que el enamorado proyecta su mapa del amor sobre el amado y lo enaltece con virtudes que no posee, a esto se le llama ceguera del amor y es la razón por la cual se ve a la pareja como un ser perfecto,
 y se considera al momento en que lo conoció como un instante único.

—En busca de la «droga del amor»

En caso de que sientas que tu corazón se detiene cuando se cruza tu mirada con la persona de tus sueños, piénsalo dos veces: tal vez son las hormonas, o quizá se deba a tus ganas de creer que «el amor a primera vista» existe.

Encuentra éste y más artículos sobre ese tema que hace girar al mundo: el amor, en nuestra edición especial #149.

 

 

También te interesará conocer:

¿Amor u obsesión?

Mito: Nadie se muere de amor

Historias de amor y casamientos

Amor platónico, ¿de dónde viene esta expresión?

 

YOGA

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE