Arte

Por qué un Banksy es un Banksy

A través del tiempo, la expresión artística se ha enfrentado a un problema constante: cada quien entiende lo que quiere.

Antes de que a alguien se le ocurriera enmarcar una imagen —como diciendo: «Mira únicamente aquí»—, la gente transformaba los espacios escribiendo y dibujando sobre ellos. Desde las cuevas hasta los túneles del metro, la humanidad siempre ha tenido el impulso —muchas veces primario— de rayar las paredes, dibujar una bestia, escribir su nombre, declarar amor eterno o anunciar la próxima tocada de DJ Pablito Mix, por ejemplo.

Hace como 25 años, en la pequeña ciudad de Bristol, un/una adolescente —quien firmaba como «Banksy»— empezó a rayar paredes sin imaginar que se convertiría en una de las voces artísticas más influyentes de su generación.

¿Cómo es que Banksy llegó a ser «Banksy»?

s22-arte-BANSKY-follow

Para empezar, nadie nos quiere decir quién es Banksy. De vez en cuando se reporta que ya lo/a agarraron o que descubrieron su identidad, pero no, nada oficial. Detrás del velo de misterio de su identidad, pasó de ser un street artist más y evolucionó hasta convertirse en una idea. Imitado/a por miles, Banksy es hoy el símbolo del mundo del arte que nos habla de la ironía que hay en nuestra existencia, la resistencia a nuestros impulsos reprimidos por las reglas de la sociedad y el sistema que odiamos, pero que no podemos evitar sostener.

Cuando comenzó a usar el estencil1 Técnica artística del estarcido, que se refiere a la acción de estampar algo con la ayuda de una plantilla que presenta un diseño ya recortado. como técnica —no siempre lo hizo—, encontró el núcleo de su obra, al menos por un tiempo, pues le permitía hacer sus pintas más rápido, y así intervenir en lugares más vistosos y reducir el riesgo de que lo entambaran.

A inicios de la década de los 2000 esto le ayudó a posicionarse en una de las ciudades más importantes del mundo: Londres.

Poco a poco fue descubriendo que esta técnica tenía más beneficios que otros artistas —como Shepard Fairey, el  creador del concepto de Obey— ya estaban aprovechando: es altamente replicable, lo que hace que sea fácil de difundir; es cruda, contrastada y directa... no tiene la delicadeza de la sonrisa de la Gioconda, pero cumple. Y luego llegó la popularidad de Internet.

Conoce: El arte fuera de las galerías

La nueva era digital le permitió que el mensaje sobreviviera y que pudiera ser apreciado por gente del otro lado del mundo, además de conservarse para el futuro. La introducción del trabajo de Banksy al mundo digitalizado  se convirtió en el más fuerte pilar de su fama, ya que permitía que aún si sus mensajes desaparecían al ser cubiertos por los dueños de las paredes que vandalizaba.

El mensaje sobrevivía y podía ser apreciado por gente del otro lado del mundo, además de conservado para el futuro.

Fue entonces que comenzó a separarse del grafiti y exploró nuevos medios en el street art. Suena a lo mismo, pero mientras el graffiti, por el que ya se le conocía, era básicamente pintar paredes, encontró que el espacio público en su totalidad debía ser su lienzo de expresión. Hacia mediados de los años 2000 experimentó interviniendo cabinas telefónicas, calles abandonadas, hizo billetes con la imagen de la Princesa Diana, buscando expandir sus medios de expresión.

El muro de Cisjordania era su próximo objetivo. Una construcción señalada como fuera de la ley por la Corte Internacional de Justicia se convertiría en el lienzo de las obras más políticamente cargadas de su carrera, con un mensaje claro que hacía cuestionarse la propia existencia del muro, invitando a derribarlo al menos de una manera ideológica.

s22-arte-Cisjordania

Siendo su proyecto más ambicioso hasta ese momento, hizo referencias a otros eventos y circunstancias sociales, con homenajes, por ejemplo, al afamado fotógrafo húngaro, Robert Capa quien documentó varios enfrentamientos bélicos del siglo xx, tal vez recordándonos que esas guerras no han dejado de tener consecuencias.

El resultado fue tan impactante que le dio la vuelta al mundo por noticieros que cubrían la nota. Era lo impensable, el arte en las noticias.

Cuando Banksy comenzó a incursionar en nuevos medios intervencionistas que salían de su ya reconocido grafiti, empezó una nueva etapa. Después del muro, estas intervenciones públicas comenzaron a venderse por mucho dinero, a pesar de que ya había tenido exhibiciones de su trabajo en galerías, no fue hasta este punto en que Banksy hizo explotar al entorno del arte.

Arte en cuestión

Vivía en los dos mundos, representaba a la voz de las calles, criticando al despiadado sistema capitalista que nos priva de la libertad que merecemos, pero a la vez estas protestas se vendían en subastas alcanzando los millones, una situación irónica. Banksy era ahora una marca.

¿Qué podrían pensar los jóvenes artistas que se creían representados y seguían sus pasos al plasmar sus personales marcas por las más grandes ciudades del mundo? ¿Qué significa para ellos esto?

Se enfrascó en una relación amor-odio con el mundo del arte. En su natal Bristol ya era visto como parte del sistema, otro soldado de barrio que no había podido escapar a las mieles del capital. Mientras sus piezas se seguían vendiendo por muchísimo dinero entre coleccionistas, él, por ejemplo, ponía un stand en Central Park donde vendía otras piezas valuadas en miles a tan sólo $60 dólares.

Lamentablemente las cosas cambian siempre. Gracias a esta nueva imagen  pública y las consecuencias de la comercialización y masificación de su obra, la relación entre Banksy y su representante Steve Lazarides terminó.

s22-arte-bansky-1

En tiempos más recientes regresó al Reino Unido y en 2015 abrió por una temporada Dismaland, un parque de diversiones-críticas al Reino Unido y ee.uu, la industria petrolera y bueno, en realidad a casi todo el mundo. Parece que después de su estancia y actividades en ee.uu, Banksy volvía para intentar despertarnos del espejismo del entretenimiento, que convive con el hambre, la contaminación, la guerra, la esclavitud moderna y nos refleja cómo nosotros toleramos todo esto con la única condición de que tengamos con qué divertirnos y distraernos.

Si pusiéramos toda la obra de Banksy en un cuarto encontraríamos un elemento central: la resistencia. En todas las etapas de su obra se ven mensajes como: «Si eres un marginado, resiste al sistema, cuestiónalo»; «Si eres parte del sistema, ríete de él, exprímelo y atrápalo en su propio juego»; «Si quieren saber tu identidad, pregúntales quiénes son ellos». En general el mensaje podría ser: «No importa lo que pase, resiste».

Al final cada quien entiende lo que quiere.

 

También te interesará en algarabía.com:

El arte profanado de Margaret

Why so serious?

El arte en el cómic

¿Cuánto vale el arte?

 

  • Pingback: Jean-Michel Basquiat: El lugar y momento adecuado()

  • Pingback: El mame del meme. El arte Post-Internet()

  • Cash

    Hola Vico,

    En primera quiero decirte que interesante escrito sobre Banksy, quizá es uno de los artistas más influyentes en los inicios de este siglo, pero por otra parte que alas referencias expresas sobre Banksy y sobre el street art, no pretendo con esto ser la “policía del street art o de Banksy” pero creo que si hablaras acerca de ello expongas lo que realmente caracteriza al autor y su obra y en este casó iras allá de esa exposición banal que se tiene del street art espero esa interpretación que tengas sobre ello lo puedas repensar al final como tu ya lo escribiste “cada quien entiende lo que quiere”…

    • vdevico

      Gracias por tus comentarios Cash. Como bien dices, Banksy es uno de los artistas más influyentes de los últimos tiempos y para hablar de él hay que pensarlo dos veces, porque uno puede interpretar muchas cosas de su obra y es fácil entrar en controversia. En mi opinión que provoque esta controversia es de las cosas que lo hace mucho más interesante que otros street artists; nos hace discutirlo. Nos gustaría mucho conocer tu punto de vista.

Publicidad

De dónde viene la palabra huarache?

busca en algarabía

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE