Algarabía 143 Arte

Guernica: Crónica de una masacre

La ciudad de Guernica se halla en la provincia de Vizcaya, capital tradicional del País Vasco.

Aquí, el 26 de abril de 1937 y en plena Guerra Civil española, la población civil fue bombardeada durante tres horas y media por aviones nazis. Dicha masacre fue llevada a cabo por la Legión Cóndor, grupo de intervención alemana que apoyó a Francisco Franco, quien buscaba vencer a los republicanos.

De los entonces 7 000 habitantes, murieron 1654 y 889 más resultaron heridos. Aquel bombardeo era «experimental»: buscaba determinar los efectos de la combinación de bombas explosivas e incendiarias sobre una población. Estos hechos resultan fundamentales en la obra de Picasso.
No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo.

Picasso

El cuadro

El Guernica es un óleo sobre lienzo de 3.5 metros de alto por 7.8 metros de ancho —pintado como un tríptico— en el que Picasso empleó únicamente pintura negra, blanca y una escala de grises —primeros elementos propios del cubismo.

s35-arte-guernica

Desde lo narrativo, no se observa nada que represente el bombardeo en concreto ni que lo vincule con la Guerra Civil Española; la obra es más bien simbólica.

Podemos apreciar que la base del triángulo central es el cuerpo del guerrero muerto mientras que el vértice es la lámpara.

En el panel izquierdo podemos observar a un toro y a una mujer sosteniendo a su hijo muerto. En el central —y que es de mayor tamaño que el resto— se muestra a un caballo agonizante y a una mujer portando una lámpara. Por último, en el derecho, podemos ver a otra mujer gritando dentro de una casa en llamas.

Como es propio del cubismo, hay una predominancia de las figuras geométricas; en este caso, de los triángulos. Las figuras se organizan con base en éstos.

Análisis de cada personaje

Dentro de esta obra, nos hallamos con nueve personajes: seis seres humanos y tres animales —dentro de los que figuran un toro, un caballo y una paloma.

Toro. Se encuentra a la izquierda del cuadro: su cuerpo es oscuro; tiene la cabeza blanca. Podemos observar que tiene un aspecto aturdido, lo que bien podría entenderse como un dinamismo con lo que sucede —dentro de la obra— alrededor de él.

Para Picasso, el toro significa brutalidad y oscuridad.

El artista disfrutaba de la tradición española de la fiesta de los toros, es por esto que podemos hallar varios de ellos dentro de sus obras.

s35-arte-toro

Madre con hijo muerto. Este par de personajes se encuentra debajo del toro, como protegidos por él. La madre mira al cielo con un grito de dolor. La figura de la mujer es afilada y sus ojos tienen forma de lágrimas.

Respecto a su hijo, podemos observar que en su rostro ya no hay pupilas, lo que se puede entender como una representación de la muerte. Esta imagen de madre-hijo es un eco de la iconografía cristiana de la Virgen María con Jesucristo, muerto como se muestra en La Pietá de Miguel Ángel.

s35-arte-madre-e-hijo

Paloma. Se ubica entre el toro y el caballo. Su silueta ha sido trazada en el mismo color que el fondo del cuadro y es por esto que resulta difícil de observar.

Tiene un ala caída, la cabeza vuelta hacia atrás y el pico abierto.

Esta figura representa la paz quebrada. Guerrero muerto. De esta figura, lo único que podemos observar son restos desfragmentados: una cabeza y un brazo —quizás antebrazo— y otro brazo, sosteniendo una espada rota y una flor —símbolo de una esperanza tenue dentro del terrible escenario.

s35-arte-paloma

Ésta se entiende como una promesa: la vida siempre resurgirá a pesar de los intentos del hombre por destruirla. El dinamismo de esta flor reside precisamente en cómo contrasta con el horror de la caótica escena.

En 1940, en París, un oficial alemán —frente a una reproducción del Guernica— preguntó a Picasso si era él quien había hecho tal obra, a lo que el artista respondió…
Consulta la edición 143 de Algarabía para conocer más.

buy-now-Algarabia-143

 

También te interesará conocer:

Una vuelta por la colección del MUNAL

Carlos Mérida: Color enraizado

Francis Bacon: La ofensiva verdad de la carne

El hígado es la cresta del gallo

 

Usted

busca en algarabía

Publicidad

Publicidad

Newsletter Algarabía

Publicidad

Publicidad

– Publicidad –

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE