X
#126

El lago de los cisnes en Chapultepec

Cada año, entre marzo y abril, la Compañía Nacional de Danza y Música presenta el ballet «El lago de los cisnes» en Chapultepec.

En 1877 se estrenó en el Teatro Bolshoi de Moscú uno de los tres primeros Ballets de Piotr Ilich Tchaikovsky, sin éxito alguno. Fue hasta 18 años después que, con la coreografía de Lev Ivanov y Marius Petipa, El lago de los cisnes conquistó al público del Teatro Mariinsky de San Petersburgo.

Justamente cien años después, Salvador Vázquez Araujo estrenó en México una versión de esta obra en el islote del Lago Menor del Bosque de Chapultepec, aprovechando los entornos naturales y manteniendo la música y coreografía originales del ballet. Cada año se realiza en cinco escenarios a cargo de la Compañía Nacional de Danza y Música —cnd—, con la participación de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes en algunas escenas.

La nueva producción cuenta con 5 mil luces led que corren en un escenario de 36 metros de largo y 18 de profundidad y una pantalla de agua —formada por una cortina de agua en donde se proyectan imágenes por medio de láser.

En esta versión se respeta la trama clásica: Sigfrido, un joven príncipe sale a cazar con sus amigos y llega a un bosque encantado por el brujo Von Rothbart, quien, perdido por la sublime belleza de Odette, la convierte en un cisne blanco. Cada noche, Odette vuelve a su forma normal, por accidente se encuentra con Sigfrido y éste se enamora de ella. Von Rothbart se percata de esto y ordena a Odille —el cisne negro— que se interponga entre el amor de Odette y Sigfrido.

La dualidad cromática de los cisnes representa el bien y el mal; y para enfatizarla, Lev Ivanov diseñó al cisne blanco —delicado, con gracia e ingenua belleza—, y Marius Petipa al cisne negro —la lujuria y el virtuosismo— para mantener una dicotomía en el personaje principal y un contraste que exalte las cualidades artísticas del ballet de Tchaikovsky.

Desde 1977, El lago de los cisnes se ha presentado cada año, entre marzo y abril, con un total de 39 temporadas. No cabe duda de que este espectáculo otorga a los asistentes un momento único gracias al perfeccionismo de la cnd, los efectos especiales, el escenario natural y la música de Tchaikovsky.

En este enlace puedes ver un fragmento de la presentación de El lago de los cisnes en Chapultepec:

Publicidad

Güey

busca en algarabía

Newsletter Algarabía

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE