Editorial 124. Poderoso caballero es don Dinero
#124

Editorial 124. Poderoso caballero es don Dinero

Editorial de Algarabía 124, Especial de dinero. Enero de 2015.

Y no tiene pierde, porque «con dinero baila el perro».

Como aquello que decía la abuelita de Martha: «El que tiene plata, platica y el que no, escucha» y lo que decía mi bisabuela: «Un monedero sin monedas no sirve para nada» o la famosa frase popular: «Cuando yo tenía dinero me decían don Tomás, ahora que no tengo nada, me dicen Tomás, nomás» o aquella cancioncilla cuyo estribillo iba así: «Cuando tuve yo te tuve, te mantuve y te di, hoy no tengo, ni te tengo, ni mantengo ni te doy».

Y es que el dinero es todo un asunto y por desgracia, muchas veces con él se evalúa la riqueza. El dinero no compra la felicidad pero si falta, asegura la infelicidad, dicen los estudios. En Algarabía no nos gusta el dinero, propiamente, pero sí el tema y los temas a su alrededor, porque como decía Gandhi: «No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita».

Así que pa’ empezar la cuesta de enero, adéntrese con gusto en este Especial de dinero de nuestro número 124 conociendo a los más millonarios de ficción —según la lista de Forbes—, valorando el arte y sus soberbios vericuetos; sabiendo quién fue John Maynard Keynes y por qué es importante para la teoría económica; y también acabando de desmentir aquella falacia de que cualquiera puede salir de pobre, que, por cierto, me recuerda otro decir de mi madre: «Más tiene el rico cuando empobrece que el pobre cuando enriquece».

Hagamos un recorrido por las monedas más raras y olvidadas que ha habido en nuestro país, y por ese recinto que alberga la Casa de Moneda de México. Rememoremos una de las películas más emblemáticas de Oliver Stone: Wall Street y sepamos más sobre el oro y su supuesto valor desde el principio de los tiempos. Del otro lado de la moneda hablemos de tacaños, de los alimentos más accesibles o baratos que existen —alguna vez hablamos de los más caros— y de los términos o frases que se relacionan con tener o no tener dinero, así como de una anécdota que ejemplifica lo que para un niño es ser rico, en nuestro De boca en boca. Además, internémonos en los países más endeudados del orbe y de Latinoamérica, en el proverbial Álgebra de Baldor y en qué es lo que se considera exactamente «escribir bien».

Y si aún así sigue usted en este invierno janiano, querido lector, apesadumbrado, taciturno, melancólico, retraído o solamente preocupado, dele la vuelta a la revista y ¡caifás!, encontrará para su beneficio, beneplácito y tranquilidad, todas las predicciones chingonas que los Horóscopos de El Chingonario le tienen para este año.

Voilá, que esta primera Algarabía chingona del 2015 es para usted y sólo para usted.

Palabras sobre palabras

Algarabía niños

Crea y personaliza

Revista del mes

Libro del mes

Taquitos de lengua

Algarabía en SDP noticias

¡Recomiéndamesta! con Ana Julia Yeyé

Publicidad

Publicidad